Culturas cercanas · Historia de la Iglesia · Pensamiento medieval

Celebración de la Navidad y del Año Nuevo en la Edad Media

Desde Renovatio Medievalium os seguimos trayendo entradas de temática navideña, en este caso, os hablamos de las celebraciones de Nochebuena, Navidad y Año Nuevo en la Edad Media, así como algunos elementos típicos de éstas fechas y que provienen del mundo Antiguo y de la Edad Media.

La Iglesia decidió toda una serie de fechas para celebrar el periodo navideño en días importante para la religión pagana, siendo más sencillo cristianizar toda una serie de fechas paganas que intentar hacerlas olvidar radicalmente. La elección del 25 de diciembre se correspondía con la antigua fiesta del solsticio de invierno o “sol invicto”, siendo Julio I quien pidió que se celebrase el nacimiento de Cristo el 25 de diciembre, decretado por el Papa Liberio en el 354. Será durante la Edad Media cuando se depuraron, definieron y enriquecieron las fiestas y celebraciones navideñas, con toda una solemnidad y manifestaciones sociales, artísticas y gastronómicas.

Fue entre los siglos IV al VI cuando se estableció el periodo de Adviento, es decir, todo el periodo de preparación espiritual para el nacimiento de Jesús, que podía oscilar entre las tres y seis semanas según cada país, basado en meditaciones, predicaciones… Cuando pasaban esas semanas, se llegaba a la propia época navideña, con dos fiestas fundamentales, la Nochebuena y la Navidad. Tras el gran banquete de la cena del 24 de diciembre, los fieles acudían a la Iglesia a medianoche para celebrar la Misa del Gallo, popularizándose por toda Europa a partir del siglo VIII. Esta misa recibe su nombre de una leyenda, que decía que un ave que pasaba la noche en la gruta de la Natividad fue la que anunció el nacimiento de Jesús. Se la identificó como un gallo, ya que es símbolo de fecundidad y de renacimiento en las culturas paganas y como anunciador de la salida del Sol. Este ave fue la que dio nombre a esta primera misa de la Navidad, anunciándose a los cristianos que Cristo acababa de nacer. Pero no pensemos que Nochebuena solo era una festividad solemne, si no que el jolgorio y la alegría desbordaban al pueblo, llegando a su punto culminante en el momento de adoración al Niño, ya que se entonaban cantos, hacían sonar sus instrumentos.

En el año 1471 en Jaén se celebró así la Nochebuena y la Navidad por Miguel Lucas de Iranzo:

“El día 24 de diciembre, a primeras horas de la noche, juego de dados en el palacio del condestable, donde éste muestra su generosidad pues juega «mas por eccelencia e fin de franquear que por cobdiçia de ganar». Misa de maitines. Representación por la noche en la catedral de la Historia del nacimiento de nuestro señor y salvador Jesucristo y de los pastores. Consumo en las fiestas del 24 de diciembre al 6 de enero de «muchos manjares e vinos e confites e conservas». A veces, de pescados frescos, «empanados y en pipotes». El día 25 «Estrenas, mercedes e limosnas» como aguinaldo a los que acuden al palacio del condestable. Alborada en palacio. Misa. Comida y colación. Cena y colación. Danza y baile después de la comida y la cena. Empleo de trompetas, atabales, chirimías y cantores en los actos principales”[1].

La elección del día 31 de diciembre como el cierre del año y el comienzo del otro se debe a Julio César, cuando en el 45 a.C y siguiendo a los astrónomos egipcios, instauró el año solar, que comenzaba el primero de enero, arrinconándose así el sistema primitivo. Más tarde, sería el calendario juliano sustituido por el gregoriano, introduciendo cambios para compensar las desviaciones del anterior.

Retomando la Crónica sobre Miguel Lucas de Iranzo:

“En la Nochevieja, misa y juego de dados, como en Nochebuena. Alborada del día 1. Misa, comida, cena, colaciones y danzas como en los días anteriores”[2]

El origen de la cena de Nochebuena y la comida de Navidad es tan antiguo como la propia fiesta, ya que estos ágapes entroncaban con los banquetes romanos celebrados durante las Saturnales que recibían el Año Nuevo. La tradición de poner un ave como plato central de la cena de Nochebuena o en Navidad proviene del mundo grecorromano, ya que para ellos, las aves migratorias que volvían al norte a final del invierno, traían el anuncio de la primavera, por lo que el plato, representaba un acto favorecedor del buen tiempo. En la época bizantina cristiana, la presencia de pintadas o gallinas de Guinea era habitual. Desde el siglo VI era común el capón, el gallo castrado y engordado para las comidas de Navidad, mientras que a partir del siglo XIII lo común entre la nobleza era el gallo. El consumo de gansos y ocas a lo largo de la Edad Media fue tan elevado que a punto estuvieron de exterminarse estas especies.

En cuanto a los dulces navideños, el mazapán es de origen incierto, pues muchos lo sitúan en el mundo árabe, pero otros los sitúan en Venecia o en Alemania. Otros estudios sin embargo, indican que nació en España, concretamente en Toledo, en el convento de San Clemente el Real. En uno de los asedios de la ciudad, en 1214, cuando la comida escaseaban, las religiosas guardaban en sus despensas gran cantidad de almendras, que machacaron y mezclaron con azúcar hasta formar una pasta que fueron repartiendo entre la población. En cuanto al turrón, una carta de María de Trastámara en 1453 a las monjas del convento de Santa Clara en Barcelona, es la primera noticia escrita que se tiene en España de este manjar, aunque parece que el origen del dulce es árabe. Y por último, estaría el Roscón de Reyes, que tiene origen pagano. En las Saturnales romanas se comía una torta redonda en cuyo interior se escondía un haba. Quién la encontraba en su porción era nombra rey de la fiesta, y se le debía obedecer. Esta tradición se cristianizó y se siguió celebrándose allá por el año mil, cuando ya recibió el nombre de pastel de Reyes y que servía para cerrar las fiestas navideñas.

El origen del belén es italiano y medieval. El pesebre se convirtió en un icono cristiano significativo en las celebraciones navideñas, como en el siglo VII cuando el Papa Teodoro I hizo traer desde Belén los restos del pesebre del Niño Jesús. A partir de entonces y a lo largo de toda la Edad Media, el pesebre era un elemento fundamental de iglesias, abadías y catedrales en la Navidad. Ya en el siglo X se realizaban representaciones de episodios bíblicos relacionados con el Nacimiento de Jesús, siendo una de las primeras el Auto de los Reyes Magos en el siglo XIII (de origen francés probablemente). Sin embargo, estas representaciones acababan con mofas hacía San José, por lo que Inocencio III en 1207 prohibió estas escenificaciones, sustituyéndose a los actores por figuras inmóviles que llevasen a la devoción. A partir del siglo XIII se inició la elaboración de figuras, tanto para templos como para casas, extendiéndose de Italia por toda la Cristiandad, siendo destacado el papel de los franciscanos y clarisas en esta difusión.

Rodríguez Gallar, E., “La Navidad a través del tiempo”, La Natividad: arte, religiosidad y tradiciones populares, coord. Por Campos y Fernández de Sevilla, F. J., (2009), pp. 825-846.

[1] Ladero Quesada, M.A., Las fiestas en la cultura medieval, Editorial Debate, 2004, p.154

[2] Ladero Quesada, M.A., opus. cit., p.154

Redactora: María Elena Barceló Benavente

Anuncios

3 comentarios sobre “Celebración de la Navidad y del Año Nuevo en la Edad Media

  1. Bueno. .qué erudición.Me ha recordado el periodo de mi preparación catequistica para concursar a una beca que abrió mi camino a los estudios secundarios.
    Muy bien y muy amena la información ..a tono con las fechas y fiestas navideñas y sucesivas hasta su finalizacion en los Reyes Magos.
    Magnifico trabajo Elena.
    ENHORABUENA .
    Os animo a seguir con estas importantes contribuciones al saber de la Historia.
    Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s